Ante las crisis en las plantas de energía nuclear de Japón, me he motivado a revisar algunos viejos textos que utilicé mientras estudiaba ingeniería en electrónica en la Universidad INTEC, donde hace años entendí la importancia y trascendencia del átomo, la partícula fundamental de la materia, que es todo lo que ocupa un lugar en el espacio y tiene masa, por lo que TODO sobre la tierra está compuesto por átomos, el agua por ejemplo, tiene dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno (H2O), así como la electrónica y las telecomunicaciones se basan y existen gracias a los átomos, el funcionamiento de los procesadores, circuitos electrónicos, dispositivos electrónicos, etc. es por medio a los electrones que son parte del átomo que está compuesto por núcleo (protones y neutrones) y electrones (por eso se llama electrónica). Pero mucho más sorprendente es entender que nuestro cuerpo humano está constituido fundamentalmente por 6 átomos o elementos químicos que son Oxígeno (65%), Carbono (18%), Hidrógeno (10%), Nitrógeno (3%), Calcio (1.5%) y Fósforo (1%), junto a pequeñas proporciones de otros átomos como Potasio (0.35%), Sulfuro (0.25%), Sodio (0.15%), Magnesio (0.05%), Cobre con otros nueve (0.70%) y 8 más en proporciones ínfimas. Una demostración de que somos parte integral del universo y que a pesar de nuestro ingenio, inteligencia y tecnología; del polvo venimos y hacia el polvo volveremos.

Fuente

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here