Google y Bing son los grandes buscadores, los más populares y los que compiten por hacerse con mayor número de usuarios. Pero también es cierto que no son los únicos y que, para determinados contenidos y temáticas, no son los más apropiados.

Desde Consumer repasan algunas alternativas dirigidas a esas búsquedas especializadas (que en ocasiones requieren licencias de uso), para determinadas temáticas, o que, directamente, buscan proteger la privacidad del usuario.

1- Para charlas, foros…

Talkminer: es un interesante buscador especializado en charlas, conferencias… sobre foros de innovación tecnológica y científica. Encuentra texto y vídeos, pero también dispone de una tecnología que permite el análisis de imágenes donde detecta texto impreso relacionado con los términos de la búsqueda. Entre los contenidos que podremos encontrar aquí están las charlas TED y las Tech Talks.

2- Para proteger la privacidad

DuckDuckgo es una opción ideal para proteger la privacidad del usuario. Realiza búsquedas que no utilizan cookies y no dejan rastro en el ordenador. No almacena ni intercambia información. Permite la búsqueda, entre otras, de vídeos de YouTube si antes del término se escribe “!yt”. Dispone de extensiones para navegadores como Firefox y Google Chrome, aplicaciones para iPhone e iPad, widgets para blogs…

Por su parte, Google dispone de Google Encrypted, que permite búsquedas protegidas mediante una conexión segura SSL. Los términos introducidos y los resultados obtenidos no podrán ser interceptados por terceros.

3- Buscar por licencias de uso

CCSearch es un buscador experimental, desarrollado por Creative Commons, que permite búsquedas en las grandes plataformas de vídeo, gráficos, fotos y/o audio, mostrando resultados según el uso que pueda darse al contenido (por ejemplo, comercial). Google también permite búsquedas por licencias de uso.

Flickr cuenta con 150 millones de imágenes. FlickrCC y Compfight son dos buscadores que permiten realizar, por ejemplo, búsquedas segmentadas por licencias de uso en la gran ‘base de datos’ que supone Flickr.

Fuente

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here