El teléfono celular se ha convertido en el más representativo símbolo de estatus social en el siglo XXI. Un indicador que no supone que los dispositivos sean necesariamente buenos para el medio ambiente. Uno de sus primeros inconvenientes son sus materiales, compuestos desde con  plásticos hasta con metales raros, como el tántalo. Éste se obtiene principalmente en África Central, donde se ha convertido en factor de explotación y violencia.

Otro de los factores negativos es el alto consumo de energía, especialmente en los teléfonos inteligentes. La energía, además de ser necesaria para recargar la batería del teléfono, también se requiere para realizar las llamadas, enviar mensajes de texto y transmitir datos a través de las redes de servicios inalámbricos.

El consumo total de electricidad aumenta las emisiones de los gases de efecto invernadero. A principios de este verano, el blog Green Living del diario The Guardian trató la generación de bióxido de carbono a raíz de la fabricación de teléfonos celulares y su uso:

La huella de bióxido de carbono generada por el uso de tu teléfono celular es simplemente determinada por el factor de cuánto usas tu teléfono. La huella estimada de bióxido de carbono generada por la fabricación del teléfono por sí misma es de 16 kilogramos, que es similar a la huella generada por un kilogramo de carne de res”, apunta el artículo.

Conscientes de la mala imagen ecológica de los teléfonos, los proveedores de servicios móviles y los vendedores de electrónicos de Estados Unidos ofrecen programas de reciclaje en las tiendas y a través de correo. Estos ofrecen recolectar el teléfono usado y reciclar la mayor cantidad de materiales posibles.

No tirar el teléfono celular al cubo de basura es una manera muy importante de contribuir al bienestar de la ecología, pero para mantener el bienestar de tu economía, también puedes vender tu teléfono usado por Internet o bien comprar uno de segunda mano.

Pero si necesitas tener un teléfono celular completamente nuevo, varios modelos ya reúnen unas condiciones amigables con el medio ambiente, según sus fabricantes. Uno de ellos es el Samsung Blue Earth, que se lanzará al mercado estadounidense este mismo año. Éste celular cuenta con un panel solar para la recarga de su batería. Muchos otros, como elRemar1 de LG, están fabricados con materiales reciclados.

Fuente

SHARE
Previous articleTecnología verde atrae como idea pero no vende
Next articleGoogle noticias se une a Twitter
Ing. Hiddekel Morrison
Pionero en la difusión de tecnología en República Dominicana en Radio, Periódico, Televisión e Internet. Ingeniero en Electrónica y Telecomunicaciones, Especialidad en Telecomunicaciones Universidad Wisconsin Estados Unidos, Maestría en Administración de Operaciones y Postgrado en Parlamentarismo. Profesor universitario a nivel de grado y maestría, autor de varios libros entre los que se encuentra el Primer Libro sobre la Historia de las Telecomunicaciones en República Dominicana, galardonado Joven Sobresaliente de la República Dominicana año 2008 por JCI Jaycees´72, distinguido como Personajes sobresaliente de República Dominicana y “Profesional Sobresaliente por la Sociedad de Profesionales de las Telecomunicaciones de la República Dominicana (PRODETEL).

2 COMMENTS

LEAVE A REPLY