Hace alrededor de tres años Cisco empezó el proyecto IRIS (Internet Routing In Space) bajo petición del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. El objetivo era conseguir que satélites compartan tráfico IP entre ellos, sin la necesidad de usar bases terrestres. Los primeros resultados han llegado confirmando que todo marcha con paso firme.

En noviembre pasado se puso en órbita el primer Cisco Space Router, abordo del cohete Altas V, que será usado para experimentos del DoD estadounidense. El periodo de pruebas gubernamentales durará hasta abril de este año, después Cisco continuará con las suyas, y en algún momento esperan ofrecer internet “constante” en cualquier lugar del planeta. Lo mejor es que ya podemos pensar en internet lunar.

Fuente: engadget

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here